Cómo mantener relaciones maduras más allá de la infancia

Comparte este contenido

Dicen que la infancia es la patria de las personas y eso tiene pleno sentido porque es cuando desarrollamos nuestra personalidad y recibimos la mayor parte de las influencias. Dicho esto, tampoco podemos negar que es una época en la que nos resulta más fácil relacionarnos. Ahora bien, ¿cómo mantener relaciones maduras más allá de esa época? Aquí te lo explicamos con detalle.

Las relaciones maduras, o por qué la calidad es más importante que la cantidad

Las relaciones durante la infancia son más espontáneas, tanto para bien como para mal. Tendemos a hacer y deshacer lazos con más facilidad porque no hay consecuencias graves. Dicho esto, cuando pasa el tiempo, cambiamos la pauta.

Todos los estudios coinciden en que el número de amigos que tenemos se reduce conforme cumplimos años. ¿Esto es necesariamente malo? En absoluto. Lo que suele suceder es que tenemos menos tiempo libre y primamos la calidad sobre la cantidad. Ya no tenemos ganas de perder el tiempo con alguien que no nos aporta nada.

Una buena relación de amistad o de pareja se convierte en un tesoro. ¿Qué es lo que hay que tener en cuenta? Destacaría los siguientes aspectos:

1.      Compromiso

La noción de compromiso es fundamental. Esto es, que cuando a tu amigo o pareja le haga falta que estés, tú no le falles. Este aspecto es tanto más importante en la edad adulta porque ya no tenemos el sostén de nuestros padres.

2.      Complicidad

Entenderse bien con la otra persona es fundamental. Y, a partir de una cierta edad, no nos apetece pasar el tiempo para quedar bien. Por lo tanto, tiene que haber una cierta afinidad y, sobre todo, que esta sea recíproca. Puedes tener una relación cordial con alguien pero, si no tenéis nada en común, no será una amistad.

3.      Constancia

Las relaciones, al igual que un jardín, se tienen que cuidar para que florezcan y den frutos. De hecho, gran parte de las relaciones de amistad que se pierden no lo hacen por ningún evento traumático o discrepancia; simplemente, se diluyen. Esto significa que no puedes estar un año sin hablar con una amistad importante. De vez en cuando, tienes que preguntarle cómo le va, y viceversa.

4.      Lealtad

Esta es la parte más importante de todas. Y es aquí donde puedes trazar una línea clara y precisa entre la amistad y otro tipo de relaciones. Siempre es bueno contar con alguien a las duras y a las maduras y que esté dispuesto a dar la cara por ti. La lealtad, sin que eso suponga no decir las cosas a la cara, es uno de los rasgos de una relación madura. Y, por supuesto, tiene que ser recíproca.

Conclusión

Mantener relaciones maduras y satisfactorias es posible, aunque requiere de una serie de compromisos por tu parte. ¿Te cuesta hacer amigos o crees que eres demasiado exigente? Estas son cuestiones que se pueden trabajar. En Emocodificación impartimos sesiones de coaching con el objetivo de ayudarte en tu proceso de crecimiento personal.

Subscribete a las novedades

Mantente siempre infrormado

Explorar más contenido

calidad de vida
emocodificacion

¿Por qué es importante tener una buena calidad de vida?

La calidad de vida es un concepto al que se le está dando una relevancia creciente, y no es para menos. ¿Quieres saber por qué? Aquí te lo explicamos con detalle. La calidad de vida: tan importante es vivir mucho como vivir bien El aumento de la esperanza de vida en las últimas décadas ha

vacaciones de verano
emocodificacion

Cómo disfrutar las vacaciones de verano

Las vacaciones de verano son una época de parar para recargar. Ahora bien, por desgracia hay muchas personas que no disfrutan de esta época y que vuelven peor de lo que se marcharon. Por lo tanto, es bueno considerar unas pautas para que esta sea una época placentera. Pautas para pasarlo bien en tus vacaciones

Camina hacia la puerta que lleva a tu Bienestar

A tu bienestar físico y emocional recuperando tu vida

con-10-minutos-al-dia-emocodificacion
small_c_popup.png

Contactar

Te contestaremos lo antes posible