Las videollamadas, ventajas e inconvenientes

Comparte este contenido

Las videollamadas han permitido acercar distancias y, hoy, son una alternativa de comunicación al alcance de todos los dispositivos móviles. Vale la pena que echemos un vistazo alrededor de sus ventajas e inconvenientes.

Las ventajas e inconvenientes de las videollamadas

Es importante señalar, como principio general, que las tecnologías no son malas per se. Lo malo suele ser el uso que se hace de estas. Por ejemplo, las redes sociales tienen una parte positiva de contacto, pero no sustituyen por completo las relaciones personales en vivo y en directo. 

En el caso de las videollamadas, hay que decir que se utilizan para múltiples finalidades. Por ejemplo, sirven para comunicaciones de allegados, para trabajar o para sesiones de terapia a distancia. Estas son las principales ventajas y desventajas:

Ventajas

La primera ventaja, y obvia, es el hecho de que puedes hablar con personas que, de otra manera, no podrías ver. Piensa en alguien que te importe que esté a cientos kilómetros; indudablemente, esta es una alternativa interesante que has de considerar.

La segunda ventaja es que, para cuestiones laborales, permite realizar comunicaciones que, de otra manera, serían imposibles. Piensa en reuniones de trabajo en plena pandemia, o servicios de terapia con personas que vivan en otra ciudad. Esto, en un contexto de globalización económica, es clave, de ahí que sea un beneficio importante. 

Finalmente, hay que señalar que, en los últimos años, esta tecnología se ha perfeccionado. Hoy es posible hacer videollamadas de decenas de personas simultáneamente. ¿Podrías verte a la vez con varios amigos que viven en países distintos? Ciertamente, este tipo de comunicaciones son mucho más difíciles en el ámbito personal. 

Inconvenientes

El primer inconveniente es el de que esta vía sea sustitutiva de las relaciones personales. No nos engañemos: una videollamada no es lo mismo que una relación presencial. Por lo tanto, en personas con las que tengamos una proximidad afectiva, no deberíamos pensar que esta tecnología es sustitutiva. Al final, hay elementos del lenguaje no verbal que se nos pueden escapar y que también son importantes en la comunicación.

El segundo inconveniente, no menos importante, es que, en contextos formales, mucha gente olvida que está en una videollamada. Y baja la guardia, lo que puede generar problemas en cuestiones de trabajo por la imagen que se da. Hay casos de profesionales que han perdido oportunidades laborales por una entrada inoportuna de un tercero o por falta de luz. 

Por otra parte, hay que señalar que en ámbitos como la docencia se necesita de un periodo de adaptación. En tiempos de Covid-19 ha sido necesario que la docencia universitaria y tradicional se trasladase a ese ámbito, pero es cierto que, si no hay experiencia previa, puede ser complicado al principio.

Conclusión

Las videollamadas, siendo una oportunidad de comunicación, se tienen que gestionar bien. Al final, recuerda que tu imagen a distancia tiene la misma importancia que si fuese presencial. ¿Quieres mejorar en tus relaciones con los demás y en tu proyección exterior? En Emocodificación te puedo ayudar a conseguirlo. ¡Contáctame!

Subscribete a las novedades

Mantente siempre infrormado

Explorar más contenido

Camina hacia la puerta que lleva a tu Bienestar

A tu bienestar físico y emocional recuperando tu vida

con-10-minutos-al-dia-emocodificacion
small_c_popup.png

Contactar

Te contestaremos lo antes posible